Información

Cómo prevenir los calambres en las piernas

Cómo prevenir los calambres en las piernas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Cómo prevenir los calambres en las piernas: desde la nutrición hasta la actividad física, aquí tienes toda la información útil para promover de forma efectiva y natural la relajación muscular.

También conocidos como "espasmos musculares", los calambres en las piernas son contracciones que involucran los músculos de las extremidades inferiores. Por lo general, afectan los músculos de la pantorrilla, pero también pueden verse afectados los de los pies. La intensidad del espasmo puede provocar un dolor leve o más intenso con el consiguiente endurecimiento del músculo.

¿Quién nunca ha experimentado un calambre severo? Incluso si son los deportistas o las personas mayores quienes son propensos a sufrir calambres en las piernas, en realidad le puede pasar a cualquiera. Afortunadamente, podemos evitar que aparezcan gracias a ejercicios de estiramiento específicos y cambiando algunos hábitos diarios simples.

Cómo prevenir calambres en las piernas, causas

Cabe destacar que si los calambres musculares son un problema habitual, será mejor consultar a un especialista para solucionar este doloroso problema de la forma más adecuada. Los espasmos musculares pueden tener varias causas, pero generalmente dependen de:

Demasiado movimiento o falta de movimiento

Los calambres aparecen porque se hace demasiado ejercicio o esfuerzo. Por ejemplo, como les ocurre a los deportistas que no se estiran después del entrenamiento o si realizan muchas tareas domésticas de forma intensa durante el fin de semana. Ocurren cuando permanece quieto durante muchas horas durante el día. Como les ocurre a las personas que trabajan en una oficina o que tienen hábitos demasiado sedentarios.

Consumo insuficiente o excesivo de determinados nutrientes

La deshidratación puede provocar calambres. Lo mismo ocurre si no obtiene la cantidad adecuada de magnesio, calcio o potasio. Sin embargo, los calambres también pueden aparecer si toma ciertos medicamentos. Es el caso de los diuréticos, los contra la hipertensión y los betabloqueantes.

Es posible que tenga un calambre durante unos segundos o incluso unos minutos. Para obtener alivio de las molestias y el dolor hay que frotar el músculo afectado para poder estirarlo y relajarlo. Cuando los calambres afectan a las pantorrillas, estar de pie es un remedio muy eficaz. En general, el estiramiento es muy útil y aplicar hielo o una almohadilla térmica en estos casos también es un gran remedio.

Si has sufrido calambres más de una vez y no quieres que vuelvan a aparecer mientras duermes, presta atención a estos consejos para prevenirlos. A continuación, le indicamos cómo prevenir los calambres en las piernas siguiendo algunas pautas.

Hidratar bien el cuerpo

Beber los dos litros de agua recomendados al día no es un capricho. Esta cantidad de líquido, de hecho, ayuda a hidratar el cuerpo y las células y, así, los órganos pueden funcionar como deberían. Lo mismo ocurre con los músculos, los tendones y la sangre. Para prevenir la deshidratación, también puedes optar por tomar otros líquidos como infusiones o jugos naturales.

En caso de que realice actividad física o durante los días más calurosos del verano, le aconsejamos que aumente la dosis mínima diaria a 3 litros de agua. También puede aumentar su consumo de alimentos que contengan muchos líquidos, como tomates, pepinos y espinacas.

Extensión

No importa si eres deportista o no: siempre es bueno estirar los músculos al menos una vez al día, ya que de esta forma podrás prevenir los calambres nocturnos y los dolores musculares en general. Te recomendamos que sigas una rutina de estiramientos antes de acostarte, pero siempre ten en cuenta tus limitaciones físicas. Siéntese en la cama, extienda las piernas y baje con el torso. El objetivo es tocar los dedos de los pies con las manos, o al menos acercarse lo más posible.

Otro ejercicio que puede resultar de gran utilidad se realiza de pie. Coloque su pierna derecha sobre la cama y mantenga la pierna izquierda estirada. Doble el torso en la dirección del pie derecho y luego repita el mismo ejercicio con la otra pierna.

Haz más actividad física

Incluso si es un simple paseo por el parque o un paseo por la calle con tu perro, puede ser suficiente para evitar los calambres. Andar en bicicleta, caminar a paso ligero o hacer yoga también pueden ser actividades muy útiles. De esta manera, los músculos se mantendrán más fuertes y se moverán más. No olvides estirar después del ejercicio y, si es posible, ir aumentando gradualmente la intensidad del mismo.

Siga una dieta correcta

La nutrición es la base de la salud. Por ello, si comes bien, correrás un menor riesgo de sufrir espasmos musculares. Elija alimentos ricos en potasio (como los plátanos) y magnesio (las semillas son una fuente muy rica de este nutriente) para evitar el dolor por la noche.

También debe comer alimentos más saludables, como frutas, verduras y nueces, y olvidarse de las harinas refinadas, el azúcar y los alimentos fritos.

Usa el calzado adecuado

Muy a menudo, los calambres nos golpean porque caminamos por el camino equivocado. Por ejemplo, las mujeres que pasan muchas horas en tacones o las que no usan el calzado adecuado para la actividad física. Trate siempre de llevar zapatos que le permitan sujetar bien las plantas de los pies y que no fuercen demasiado la pantorrilla.

Evite el uso de cuñas, zapatos pesados ​​o de suela demasiado fina. Además, es mejor elegir zapatos cerrados o, al menos, encantan bien el pie y evitan que se mueva al caminar. También presta atención a los calcetines. Si están demasiado tensos, bloquearán la circulación sanguínea y tensarán demasiado los músculos, lo que aumentará el riesgo de sufrir calambres.


Video: Cómo aliviar los calambres nocturnos ocasionados por la edad (Mayo 2022).