Información

Quiste de perro dermoide o interdigital

Quiste de perro dermoide o interdigital



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Quiste de perro, protuberancias que a veces son fáciles de notar, a veces menos, pero que no deberían alarmarnos demasiado. No entre en pánico, entonces, pero no descuide totalmente estos estructuras en forma de saco que contienen una sustancia líquida o semisólida. Los quistes del perros pueden ser cutáneas y subcutáneas, se definen como masas no cancerosas y esto aclara inmediatamente el hecho de que son benignos. Pueden variar de tamaño y surgir dentro o justo debajo de las capas de la piel.

Quiste dermoide de perro

los quiste de perro se llaman dermoides porque entre los diversos tumores benignos que pueden aparecer, se caracterizan por una pared fibrosa recubierta de piel, estratificada. Contienen cabello, folículos pilosos, descamación de la piel e incluso secreciones de diferentes tipos de glándulas. Tanto del sudor como de las sebáceas. Ellos tambien pueden puede haber residuos de nervios o de las propias glándulas. Los quistes caninos suelen originarse en la dermis, que está formada por fibras de colágeno que forman una especie de red.

Quiste de perro: hinchazón subcutánea

A menudo notamos quistes en perros cuando vemos uno extraño Hinchazón en áreas del cuerpo donde nada debería sobresalir. La parte superior de la espalda es uno de los lugares donde es más probable que aparezcan los quistes, pero ninguno también hay otros tipos, menos frecuentes. Los oculares, por ejemplo, que aparecen en el párpado o la córnea, o los ováricos que en la mayoría de los casos son inofensivos. El problema con los quistes en perros es dolor que causan si se rompen y se infectan.

Quistes interdigitales del perro

Hemos visto el áreas del cuerpo del animal donde los quistes son más propensos a aparecer pero no se debe descartar nada, pueden estar presentes en cualquier región del cuerpo, incluso en la interdigital. También debemos tener en cuenta que pueden surgir tanto como hinchazones solitarias como como grupos de quistes.

Más allá de la ubicación, puede suceder en los casos más desafortunados, que de ellos sale líquido espeso que puede ser amarillento o pardusco. los quiste de perro se convierten en un problema cuando se rompen por accidente o porque el mismo animal los muerde o los rasca, provocando que el líquido gote crea inflamación dolorosa, picazón y posibles infecciones.

Quiste de perro: que hacer

Antes de ponernos las manos en el pelo al ver un quiste de perro, respiramos y pensamos que en la mayoría de los casos es asintomático y causa "sólo" dolor o picazón. Dicho esto, todavía podemos intervenir de diferentes formas.

Uno de ellos consiste en la extirpación quirúrgica de esta formación: esta es la forma recomendada por la mayoría de expertos. Puedes proceder bajo sedación y anestesia local o con anestesia general, en cualquier caso el procedimiento quirúrgico es bastante sencillo y no debe ser motivo de preocupación.

En el caso de inflamación antes o durante la extracción, el veterinario nos prescribirá antibióticos orales y tratamientos tópicos. Si los quistes de tu perro no son ni dolorosos ni molestos en este momento, también puedes esperar para extirparlos manteniéndolos monitoreados para que si se rompen estemos dispuestos a intervenir y evitar que el animal sufra. Para conocer más sobre el cuidado de nuestro perro, partiendo de los quistes, podemos consultar un excelente libro, práctico y útil, también disponible en Amazon: “Salud del perro”.

Si te ha gustado este artículo sigue siguiéndome también en Twitter, Facebook, Google+, Instagram

Artículos relacionados que te pueden interesar:

  • Lipoma en perros
  • Cáncer de perro
  • Pulgas de perro


Video: amputación de un carcinoma digital de células escamosas en perro (Agosto 2022).