Información

La pereza: como combatirla

La pereza: como combatirla


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


pereza, quieres hacer algo o no puedes hacerlo? ¿Hasta qué punto se convierte en una especie de estatus de una elección consciente, de ser un holgazán, del que no podemos deshacernos? Es por ello que es importante tomar conciencia de nuestro posible grado de pereza al continuar aprendiendo cómo no exageres el dulce sin hacer nada. Si es demasiado, tiene amargas consecuencias.

Pereza: significado

Hay personas a las que hay que pedirles que hagan algo con insistencia, casi al punto de la obsesión, para hacerlos avanzar, hay otros que quizás parecen más reactivos, pero luego obedecen resoplando y actuando de mala gana ... con resultados que, como podemos imaginar, no son grandes.

Este es pereza, pero también lo es el que caracteriza la actitud que hace aparecer a las personas encerradas en una burbuja impenetrable, que se limitan a acciones esenciales, a satisfacer necesidades básicas, y se detienen. No hay necesidad de ocultar eso cuando la pereza alcanza niveles altos, También aumenta la irritación: no es fácil convivir, en casa o en el trabajo, con una persona "que sufre de pereza", sobre todo si es crónica.

Pereza crónica

Tener a veces el deseo de no hacer nada es normal, es fisiológico, es imprescindible: no somos máquinas programadas para hacer y es justo encontrar el momento para serlo, ¡y eso es todo! Pero cuando no hacemos nada durante la mayor parte de nuestros días, hemos sido víctimas de un trastorno crónico.

Se trata de un hábito peligroso que hay que “tratar”, porque desencadena un círculo vicioso en el que cuanto menos haces menos quieres hacer y para empezar de nuevo es necesario derribar un muro macizo. ¿Qué divide el Pereza ocasional, y también saludable, de la crónica.

En el segundo caso, estímulos, entusiasmo, reproches, deberes, urgencias: todo rebota en nosotros y nada logra romper nuestro ser dejándonos existir. En este estado de inmovilidad y ausencia de acción es necesario pedir ayuda y comprometernos con constancia, para desintoxicarse de la inercia que además de mantenernos alejados de la fatiga y el sudor, nos excluye de la posibilidad de vive satisfacciones y victorias al máximo.

Pereza: remedios

Cuando estás patológicamente perezoso, ya sabes, lo sientes, incluso si es difícil admitirlo. No es necesario hacer un mea culpa, lo importante es estar atento y reaccionar. Comencemos tomando nota de cuáles son nuestras actividades actuales y con trazar nuestros "límites comerciales", también marcando en un bloque, lo que queremos hacer y lo que no. Es importante anotarlo y afrontar cómo hemos limitado nuestro ser.

Cuando se trata de salir de un estado de Pereza, uno no puede ser escrupuloso o incluso mentirse a sí mismo ya los demás al afirmar que "estamos pensando" cuando estamos holgazaneando. Para reactivar, lo mejor es elegir uno actividad manual, más medible, pero no solo.

Es más probable que dé resultados inmediatos y estos nos animan a continuar con los nuestros. camino contra la pereza. No nos fijemos en una sola acción sino vamos, porque existe el riesgo de pasar a la fijación, para limpiar, para correr, para… no movamos las paredes: ¡derribámoslas!

Pereza: ejercicios

Comencemos con ejercicios simples, porque si eres vago, ciertamente no deseo de emprender quién sabe qué actividades extrañas. Nos quedamos con los pies en el suelo y comenzamos a trabajar con arcilla, das, plastilina o arcilla. O bordar, cocinar, cuida nuestro jardín o balcón. Al admirar los resultados de nuestro esfuerzo, nos sentiremos más motivados para continuar.

Para elegir el primero actividades ganadoras, Confiemos en cuáles son nuestros intereses, o en lo que eran antes. cansarse de la pereza crónica. Empezamos a dedicarnos a lo que nos da una sensación de placer y libertad, de lo que tenemos mueve algo adentro, lo que crea grietas en la pared.

Pereza: aforismos

La pereza no es más que el hábito de descansar antes de cansarse. Jules Renard

Es una pereza dedicar demasiado tiempo a los estudios. Francis Bacon

Muchos hombres llevan una vida de silenciosa desesperación: no se resignen a esto, rebeldes, no se ahoguen en la pereza mental, miren a su alrededor. Atrévete a cambiar, busca nuevos caminos. tomado de "El momento fugaz"

La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y las naciones es la pereza en la búsqueda de soluciones y salidas. Albert Einstein

Uno mismo los aforismos no son suficientes y no somos tan perezosos que no podamos leer un libro, esto es lo que hace por nosotros: Buenos días pereza. Cómo sobrevivir en la empresa trabajando lo menos posible. Lectura inteligente y sarcástica, de Corinne Maier.

Si te ha gustado este artículo sigue siguiéndome también en Twitter, Facebook, Google+, Instagram

Artículos relacionados que te pueden interesar:

  • Autoestima: significado y frases
  • La gente cambia
  • Inercia: significado y momento
  • Perros perezosos
  • Inositol: para que sirve y efectos secundarios
  • Bullet Journal: significado
  • Aplazar
  • Inercia: significado y momento


Video: COMO VENCER LA PEREZA AL INSTANTE (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Larry

    y este tiene el analogo?

  2. Almer

    Rápidamente))) lo pensé en ello

  3. Tyce

    Algo no se logra así

  4. Goltigul

    Algo más sobre ese tema se me ha ocurrido.

  5. Bitten

    ¡Relax!

  6. Bercleah

    Creo que esta es la magnífica idea

  7. Nizilkree

    Senkyu, información útil! ;)

  8. Kakora

    En él algo es. Anteriormente pensé de manera diferente, agradezco la información.



Escribe un mensaje